Pasar al contenido principal

La música beneficia a las personas con deterioro cognitivo y, además, es un instrumento perfecto para unir generaciones, porque propicia interacciones enriquecedoras y emocionalmente positivas.

Bajo esta premisa, el Director Científico del Programa de Prevención del Alzheimer del Barcelonaβeta Brain Research Center (BBRC), el Dr. José Luis Molinuevo, impulsó el proyecto “Life Soundtrack, la banda sonora de mi vida”; una iniciativa llevada a cabo junto con la Escuela La Salut de Sabadell, la Fundación AVAN de Sabadell y el Grupo de Investigación en Tecnología Musical de la Universitat Pompeu Fabra.

 

Life Soundtrack, la banda sonora de mi vida

Con el objetivo de estudiar los beneficios que aporta escuchar música a las personas con demencia, el proyecto juntó a un grupo de 11 estudiantes de primero de Bachillerato y 16 personas con Alzheimer. A lo largo del curso académico, los adolescentes estuvieron trabajando el diseño de una intervención para medir los efectos de la música en el estado emocional y conductual de los pacientes.

Para emprender el proyecto, el Dr. Molinuevo y la Dra. Nina Gramunt, Coordinadora Científica de la Oficina de Intervención Social del BBRC, se encargaron de proporcionar a los estudiantes la información, el asesoramiento y la formación necesaria para llevar a cabo una investigación científica, acompañándolos durante todas las etapas del proceso. 

El proyecto no solo contribuyó a mejorar el bienestar de las personas afectadas por demencia y su entorno, sino que también fue valioso para despertar en los estudiantes vocaciones científicas y sociales y sensibilizarlos en problemáticas o realidades que, tal vez, les parecían lejanas.

La idea inicial surgió del documental “Alive Inside” (2014), del director Michael Rossatto-Bennet, que mostraba el efecto revitalizador de la música en personas afectadas por demencia. 

Música y Alzheimer